La leyenda del maestro Lao (2)

Lao ZiTambién se dice que el maestro Lao fue orejón, y por eso le llamaban Li-Ar (orejas de ciruelo) o Li-Tan (orejas largas). Pero sus seguidores le apodaban cariñosamente Lao-Tsé, el “maestro viejo” (Lao significa “viejo”, mientras Tsé o Zi es “maestro”). El maestro Lao viajó por muchos lugares de oriente, y fue acumulando más sabiduría. Después regreso a China, y trabajó como archivista de la “Biblioteca Imperial de la corte de la Dinastía Zhou”.

En una ocasión, cuando el famoso Kong-Fu-Zi (mejor conocido en occidente como Confucio) visitaba esa biblioteca, se encontró con el maestro Lao y tuvieron una conversación muy interesante.

Después de aquel encuentro, Confucio estuvo muy silencioso durante unos días. Sus discípulos se llenaron de curiosidad y le interrogaron sobre su reunión con Laozi. Confucio les dijo: «Al animal que corre por tierra se le coge con una trampa, al pez que nada en las aguas se le pesca con una red, al pájaro que vuela por los cielos se le caza con una flecha, pero al Dragón que se remonta por encima de las nubes, yo no sé como atraparlo. Yo he visto a Lao Tsé; él es como el Dragón». ¡Así quedaría de impresionado ante la sabiduría del maestro Lao!

…Continuará en otro posteo

——————–

Ver también: La leyenda del maestro Lao (1)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: